lunes, 27 de enero de 2020

Que veinte años no es nada...

Hace 20 años, una tarde de enero como ésta, inaugurábamos en el Antiguo Instituto de Gijón la Fundación ALPE Acondroplasia. Casi milagrosamente habían confluido las fuerzas necesarias para su creación y personas maravillosas venidas de lejanas partes de mundo (Gran Bretaña, Israel, Italia, Estados Unidos) se dieron cita para formalizar y celebrar.
Desde entonces hemos vivido cambios enormes. Hemos aprendido y hemos crecido para llegar a más, más personas con acondroplasia y otras displasias esqueléticas con enanismo (ADEE). Este proyecto surgido del corazón podría haber fracasado en ocasiones, porque así ocurre en la realidad con los proyectos y las ilusiones, pero no fracasó. ¿Por qué? Porque siempre añadimos más pasión: porque alimentamos el corazón con más corazón.
La gratitud y la emoción nos embargan cuando volvemos la vista atrás. ¡Tantos amigos, tantos niños que se han hecho mayores, tantos momentos compartidos, tanta familia! Contamos con vosotros para una gran celebración entrado el año. A todos vosotros, ¡gracias!



¡Recomienda este blog!